miércoles, 20 de octubre de 2010

Katy Perry no debía tener un buen día cuando actuó en X Factor, porque la pobre lo pasó un poco mal cantando su nuevo single "Fireworks".
Katy cantó en directo, como debe ser, pero no lo hizo perfecto. Se notaba que no llegaba a algunas notas y su voz sonaba quebrada.
La pobre desafinó un poco y demostró que los directos no son su punto fuerte. Tendrás que ensayar más Katy, ¡ánimo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario